sábado, 20 de febrero de 2010

Un burako seria groso

Como cuando vas al video club y no sabes que alquilar, de repente ves un titulo que te gusta y sin saber de que se trata te lo llevas, así es como llegamos a villa alpina.
Un cartel en la ruta indicaba un camino sinuoso que se perdía en la sierra y para allá fuimos, después de 19 km de camino de montaña (tiempo de viaje 1 hora) ya de noche, por fin llegamos. Cruzamos un arroyo en donde vimos un par de carpas, no dudamos y acomodamos la chancha. La sorpresa fue cuando bajamos que nos encontramos en un valle rodeado de montañas, el cielo llenísimo de estrellas. Solo se escuchaban los grillos y el correr del agua sobre las piedras. En ese mismísimo instante se dispara la alarma de la chancha, a todo volumen arremetiendo en la tranqulidad, como si fuera poco se prendian y apagaban las

Se colgo el refran en la Cumbre

La Cumbrecita es uno de esos lugares hermosos pero no. Muy pintoresco por cierto, toda la villa es peatonal, las calles angostas, extensa vegetación, zarzamoras por todos los güines que se comen cuando están negras y no rojas, sino pregúntenle a pato que degusto las más agrias de la zona; lujosas cabañas, cascadas, y un pequeño rio que invita a pasar el día aunque caminos llenos de negocios y todo lleno de turistas.
Este pueblo tiene 700 habitantes y en uno de esos paseos (peñón del águila) por si les interesa con la compra de un terreno, regalan un cuatriciclo …..
En plena explotación e invadido por la cultura europea la cumbrecita se deja ver hermosa pero solo por un rato.
Con esta critica amarga cual clarín, me despido sin estilo y con la mirada perdida en el camino.
Adiós Mc Fly


Yendonos de la villa

Quiza no tengamos codigos pero esta despedida teniamos que subirla. Para la proxima me practican la ola ! Ya los extrañamosss!!

video

Natalio convertido en fantasma por la olimpus, nos sigue cual final de chiquititas, Adios ben 10 ¡!!

miércoles, 10 de febrero de 2010

La chancha arranco, y volvio a su cuna cordobesa

Buenas gente querida!
Sabemos que los tenemos abandonados pero estábamos perdidos entre binchas, hilos y Bolsos a medio terminar.
Como era de esperar la postergadisima partida habiendo tenido tanto tiempo para organizarla igual fue un quilombo. Las 6 toneladas de cosas que teníamos para meter en nuestra querida chancha de 2 metros cuadrados lógicamente no entraron pese a técnicas enviadas directamente desde la nasa, como llenar una bolsa con ropa y ponerle la aspiradora para sacarle el aire (hermosa imagen de Naty en plena batalla que lamentablemente no tenemos para subir) y muchos otros artilugios secretos de viajeros principiantes.