domingo, 2 de octubre de 2011

Con dos Uruguayos en Caracas

En Caracas nos esperaban dos de las personas mas lindas que conocimos en Venezuela, Miguel y Virginia. A ellos todavía no los conocíamos personalmente, habíamos hablado por Internet y nos recibieron con los brazos abiertos
Uruguayos/Venezolanos, nos ayudaron a buscar hospedaje para Arístides mientras estuvo de visita. Nos, prestaron, a través de un amigo, el lugar donde dejar la chancha mientras estuvimos en Cuba y nos enseñaron que para ser soñadores, idealistas, solidarios y revolucionarios no hay edad. Probamos los ricos fideos caseritos de Virginia y disfrutamos de la hermosa música que toca Miguel.
Además de hospedarnos en su casa y la de María nos hicieron conocer el Club Uruguayo, un hermoso lugar de encuentro de Uruguas fuera de su país donde el exilio a veces es duro y pide un poco de aromas familiares. En esos dias Miguel nos preparaba una sorpresa




Cadena de favores: Pau y mari Pau conocieron a Migue y virginia en la isla margarita, ellos nos los presentaron, y nosotros se los presentamos a la renolenta asique aca andamos haciendo amigos en cadena.

En Venezuela existe lo que se llama mercado negro de dólares. Esto hace que el cambio oficial sea 1 dólar = 4 bolivares. Pero en la calle por un dólar te dan 8 bolivares. Esto lo implemento el gobierno debido a la gran cantidad de divisa que las empresas se estaban llevando al extranjero.
En nuestro caso esto colaboro a que los pasajes aéreos salgan muy baratos (300 dolares aprox), lo que aprovechamos para acercar a parte de la familia. No solo vino el abuelo sino que también convencimos (no fue tarea para nada difícil) a Juan y Cris ( Flia de pato)
Los días que siguieron los dedicamos a dejar todo listo para irnos a Cuba, para recibir a la vuelta a Juan y Cris y a acomodar la chancha en la casa del amigo de Miguel a algunos kilómetros de la ciudad. Un mes despues, volvimos a Venezuela.

Por invitacion de Miguel y Virginia fuimos a conocer Colonia tovar, una pintoresca villa alemana enclavada en la sierra.







Como en todas las colonias alemanas, los clasicos infaltables, salchica y cerveza artesanal.








Nos vamos de caracas Agradecidos por tanto amor. Gracias Miguelòn, Gracias Virginia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada