lunes, 9 de abril de 2012

Arte en Marte



Se terminaron los atardeceres en el oceano pacifico. Llego..la ciudad
Después de casi un mes de estar parados en el pacifico de costa rica arrancábamos viaje nuevamente. Y ahora hacia el centro del país. Hacia la ciudad: San Jose
Resulta que hace un año nos escribe al mail Javier. Nos contaba que vivía en la plata, ciudad de buenos aires pero que era costarricense y se había ido a estudiar música. Nos contó que le gustaría hacer un viaje como el nuestro y nos hizo un par de preguntas. Como nos encantan las coincidencias, o por lo menos a mi, no pude evitar preguntarle si conocía a Juan miguel, un gran amigo nuestro que también estudiaba música en la universidad de la plata.
Y resulta que si.
Al año de habernos escrito este mail estábamos en costa rica y Javier también. Asíque arreglamos para encontrarnos y el y su familia nos recibieron en su hogar con la hospitalidad Tica que los caracteriza.
Javier tiene una mirada honesta y un corazón transparente que se hace sentir al instante de conocerlo. Una linda simpleza en su mirada y una risa constante que lo hace más fácil de recordar. Un amigo de esos que van a quedar mas Allá de los caminos y las distancias.



Javier Y patricia, su mama


Javier, HUgo, Patri y Daniel Y las amigas Jime Y Mari. En su morada en Moravia




Con Joyce y Will (Couchsurfing ) y la cocina Tica: en este caso el chifrijo




¿Cómo sentirse muy feliz y no tropezarse en el intento?
La alegría se componía de ansiedad, de expectativa y de suertudismo (suerte que se tiene para pegarle justo al dia que empieza el festival)
La misma alegría se descomponía de la misma ansiedad inquietante e itinerante y sepan que no era casualidad lo que había en el aire.
Cuando llegue a ese lugar inmenso, tome un programa donde figuraban día a día, hora a hora todos los eventos.
Tenía en frente dos caminos:

- Tranquilizar mi mente, leer detalladamente el programa y dejar que con calma me lleve el arte
Ò
- Llenarme de ansiosa inquietud, planear el día 7 sin haber vivid el día 1. Estar en La Sabana y en el parque de la cultura al mismo tiempo y trazar y remarcar 20 veces el mismo espectáculo en la revistita ya toda llena de garabatos




Ori


Gami

Obviamente elegí la opción nº 2
Corrí a ver los títeres, me tome dos colectivos hasta el otro parque, volví, me senté, me fui, baile, escuche, me reí, salte, corrí y camine rápido, me fui, volví, vi luces, trapecistas, humoristas, cantantes. Músicos, Titiriteros, actores, narradores, Namsadang, coreanos bailando y tocando tambores.
Me tome un alegrativo en comprimidos y escuche jazz, cumbia, merengue, musica africana y llanera, reggae y rock.
Aplaudí y repetí todo lo que me decían: -y a la cuenta de 3: OH eh ah!-
Y ahora las mujeres: - Sharanga EH, sharanga eh!
Vi rusos que bailaban y otros que no eran rusos que tocaban el arpa.
Me tente, llore de la risa, escuche “gracias a la vida” tocado con un serrucho por un israelita y aprendí un nombre israelita: Tal Kravitz.
Tome café gratis y alfajores Balcarce. Vi a un hombre orquesta y a caballos que median 3 metros, vi películas, documentales, vi niños, abuelos, oficinistas, jóvenes, viejos, a familias enteras y cortadas.
Volví, me senté, cante, me canse.
Me pregunte que me pasara después de 10 días completos de arte, de espectáculos de todo tipo?
Me saldrá una nariz de payaso? Aprenderé a tocar el arpa o las marimbas? La trompeta o la calimba? ¿O me convertiré en una bailarina de danzas africanas?
Después pensé, si una dosis de televisión diaria de al menos 3 horas para arriba nos vuelve estupidos, paranoicos, inseguros, inimaginativos y solitarios. Entonces una dosis de festival diario de al menos 3 horas para arriba?
Ahí me di cuenta que no lo sabia: nunca me acostumbre a ir a un festival de arte durante 10 días seguidos aunque en un tiempo me acostumbre a la televisión y veo a un montón de gente acostumbrarse..
Y descubrí muchas cosas en estos 10 días:
Descubrì que el artista tiene que lidiar con el niño maldito que no lo deja en paz, con el que sube al escenario y después no quiere ayudar en el truco, con la mirada de la gente después de equivocar un truco, con la vieja indignada que odia el espectáculo y le parecen demasiado desmorales las acotaciones del artista pero se queda hasta el final y se indigna en vivo en vez de a domicilio y me banque a los que hablan y no hacen silencio.


Pero también padecí ser espectador, de gritar en voz alta todo lo que me decían una y otra vez. Me banque que critiquen mi aplauso y a pesar de saber que iban a tocar media hora mas me obligaron a gritar: -otra, otra, otraaa- ¿Para que muchachos?
Me banque correr de una carpa a la otra y llegar al final, pero…valió la pena.

Me despido con un nuevo pedido: Quiero ARTE! Ò ir a MARTE!


El hombre orquesta


Namsadang


Su viaje musical


Los Caballos De Menorca


Bjork en vivo y directo



El FIA reunio a viajeros que venian desde todos lados aunque del mismo pais Argentino.
La viajera "lamaslinda", Los chicos del Halcon, Proyecto Miradas, Lali Y santi que vienen pedaleando, Lucrecia y Naty Ademas de los de siempre: La paloma, Mari y jime.
Ah y la chilena infiltrada: Cona











Desde el acalorado puerto viejo, sumergidos en el caribe y desde el habitat de las ranas de ojos rojos nos quedamos esperando que la amiga Paulita pise tierras ticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada